Páginas vistas en total

miércoles, 23 de abril de 2008

JOSETXO ANITÚA: HA MUERTO MÁS QUE UN SIMPLE MÚSICO

Yo fui uno de los afortunados que estuvo en el mítico concierto del Gaueko. Donde salimos genialmente sonados, Blancanus y yo por aquella época. Empezábamos a coger ideas de grupazos como éste. Si hubiera sido un grupo de Manchester, hoy día estaría por las nubes. Pero de verdad los Cancer Moon, es un grupo que ha movido los cimientos de la música en Bilbao, y en todo el terreno "underground" nacional.


En cuanto a aquel concierto que dieron en la Plaza del Gas en unas fiestas de Bilbao junto a Los Clavos, casi nadie se acuerda, pero el sonido excelso, y esas televisiones en punto de nieve daban al concierto una personalidad nunca antes vista en un grupo local.

La reunión con el grupo Atom Rhumba no hizo resurgir el espíritu de Cancer Moon, pero sí por un día el de Josetxo.

Si vas al cielo, sílbale al creador al oído"White Sky", y si vas al infierno cántale a Lucifer "Folks".

Pero a buen seguro, tenemos la certeza de que seguirás siendo un lobo solitario allá donde vayas...

lunes, 14 de abril de 2008

ROCKERS, MODS Y CHICAS




ROCKERS, MODS Y CHICAS (12-4-2008)

Mientras me estoy escuchando un blues de Hendrix, donde habla de que está esperando un tren, estoy intentando reunir todos los fragmentos rotos de memoria del sábado 12 de abril de 2008 en la Sala Azkena en la que pudimos ver un festival magnífico, donde se reunían 3 maneras de entender la música, tan diferentes y tan iguales entre sí en el fondo, como pueden ser, el rock and roll de Santiago Delgado and The Runaway Lovers, el pop acaramelado de las Nobel, y la psicodelia desbocada de The Extended Plays. Todas estas maneras de entender la música se unieron allí en un hermanamiento que tuvo como resultado un buen rollo pocas veces visto.

La velada empezó con el grupo más castizo y rockandrollero de todas las Vascongadas, los Madriles, y demás planicies, mesetas, cuencas fluviales y cordilleras peninsulares. El himno con el que siempre empiezan mi grupo predilecto es el Hey Runnaway! Que como si fuera una canción de los Ramones, siempre crea un precalentamiento en modo de consigna.

Casi nada más empezar, tuvimos una lamentable baja, el cajonista-percusionista Gorka Mirantes, participante entre otros, del programa “La Mar de Músicas” de Radio Popular, no pudo acabar su actuación debido a una bajada de tensión, con lo cual, nos quedamos sin la parte rítmica, pero para nada bajó la intensidad del bolo. Santiago Delgado había hecho especialmente para la ocasión una cancioncita muy maja, llamada ROCKERS, MODS Y CHICAS, que es como se llamaba este festival. En el escenario, no es muy habitual ver, cómo se reúnen al principio del concierto los 3 grupos participantes para hacer un “We are the World” particular. Esta canción intentaba hermanar a todos los allí reunidos, sin ninguna otra pretensión. La parte negativa del concierto de los Fugitivos fue que no incluyeron su himno –Jonathan-, sí incluyeron su reciente éxito “Anita- me excita”. Y mira que he hablado con ellos al respecto, y tampoco han tocado mi canción fetiche… Ex Fans Des Sixties, esa cancioncita, que con una boquita provocadora y húmeda cantaba Jane Birkin. La parte positiva, la actuación estelar de este saxofonista que llevan de vez en cuando, que tiene calidad indudable; bueno, es más que eso, hace gemir al saxofón, y también nos hace estremecer.

Qué puedo decir de Nobel… Pues voy a decir algo muy positivo. Hará dos años o tres que les vi, y me atrevo a decir que han mejorado una barbaridad desde aquella vez. Tienen un sonido acaramelado, un sonido preciosista, gracias a ese violín, que fabrica todo ese pop que practican, hacen que sea un sonido más clasico y limpio. Lo que me encanta de este grupo es esa manera ingenua de entender la música. En realidad es el pop que me gusta; el cantado por chicas, tiene ese sabor de buen rollete, y quesito fresco y helado de fresa. Vamos, para chuparse los dedos, como me comentó mi amigo Igor Runnaway, después fuera de escenario… Hay una cosa que me gustó, que fue la vestimenta informal, esas botas que llevaba la violinista, botitas altas y rojas, de esas que cantaba Nancy Sinatra… These Boots Are Made For Wolking… Ummmm Y esas botas van a caminar sobre ti…

En cuanto a la ACTUACIÓN, y lo pongo en mayúsculas porque sencillamente creo que es la mejor de la noche, sin quitar ningún mérito a los otros 2 grupos. Pero bueno, que también es lo mío, el mod, la psicodelia, el rock duro. Tocaron una canción del relativamente nuevo fichaje, mi compañero de andanzas musicales, mister Blancanus, ese músico que más de uno me comentó… Oye tío, Aitor-Blancanus se ha salido, es un fenómeno tío… La canción en cuestión es de reciente creación: 45 COLLECTION, todo un homenaje a los coleccionistas de vinilos, este grupo que se llama THE EXTENDED PLAYS, en realidad son fanáticos del coleccionismo de sencillos originales de vinilo. Y bueno, el repertorio varió un poquito, porque recortaron en la lista de canciones, dos que creo que son merecedoras de incluirlas en el repertorio, pero se entiende que en 40 minutos hay que ajustarse un poquito. Y no tuvieron cabida, canciones como Wintertime, o una versión de esas que te ponen el vello de punta, una canción que no logro recordar cómo se llama, que cantaba Mati con una garra y un gusto muy especial.

El momento estelar de la actuación, en la que dos de los que estábamos allí, saltamos como un resorte de esa superficie en la misma base de las escaleras, en primera fila, moviendo la cabeza, los brazos, las piernas, y sudando felicidad con esa versión inmensa de Status Quo – Pictures of Matchticks Men, una deliciosa versión que sonó limpia, como todo el sonido del concierto. Allí estaban dos de los Runnaway, Santiago Delgado y Juanjo Runnaway, haciendo un esfuerzo en comprender a todos los hippies sueltos que había allí. Allí estábamos Álvaro Brutus y un servidor haciendo el animal y pasándolo de madre. Por eso hemos llegado a la conclusión de hacer una fusión, como si de dos bancos se tratara, y crear un nuevo término: SOMOS “MOCKERS”.

En cuanto a la fiesta posterior en el Residence, hay más información en el foro de dicha página: y si alguien no sabe qué sitio es éste, les diré que es donde se junta toda esta gente tan jodidamente loca, esta gente que mantiene el buen hacer, el buen rollo, y el ambiente bohemio en Bilbao; me supongo que en otras ciudades habrá lo mismo en otro nivel. Tenemos algo en común: no nos gusta sumergirnos en basuras musicales –como decía Franco Battiato en la canción “Bandera Blanca”.

Aquí tenéis el link: http://foro.residencecafe.com/index.php

Deciros, que sólo podéis acceder al contenido del foro, registrándoos, que es gratis. Aquí hay verdaderos freaks del foro, enfermos que sólo piensan en plasmar la realidad como si de fotos en forma de letra se tratase.

En cuanto salimos del Residence, creo que nos vino muy bien a muchos, porque habíamos llegado a un momento que teníamos la necesidad imperiosa de respirar aire fresco. La gente estaba completamente loca, con tanto psicobilly, rockabilly, cerveza a tutiplén, idas y venidas por todo el bar.

Así, pensándolo bien, fuimos a Le Club, pero llegamos tarde y ya no dejaban entrar. Pues bueno, siempre nos quedará el Kremlin, pero allí sólo quedaba Lenin, diciéndonos que ya no se pone más bebida. Bueno, entonces, geniales ideas de algún flipao de la vida, que no recuerdo quién fue, se le ocurrió que podíamos ir al mayor antro al que he entrado nunca, un garito que no se veía nada, en los servicios sobre todo, con una niebla química que habían puesto, y allí había maromos sobándose en camiseta, pantalones de cuero, vamos, todo muy gore. El sitio está al lado del Bilborrock, junto a esa tienda de comestibles y bebestibles abierto las 24 horas.

Saliendo de allí, ya como habíamos visto bastante, fuimos a uno en el que las paredes estaban empapeladas con papel de periódico, con anuncios de travestis y gays, que bueno, un pasote. Tardaré en recuperarme de la experiencia.

Finalmente, ya la luz de la mañana, a eso de las 10 se despertaron nuestras torturadas pupilas y tuvimos que entrar en nuestro ataúd para dormir. Buenas noches noctámbulos.