Páginas vistas en total

sábado, 18 de abril de 2009

THE BLUES MORNING SINGERS (PUB DORIAN BLUES 17-4-2009)

Yo, ellos, ellos y yo; no sé muy bien lo que decir. Es decir, que ellos no serían lo mismo sin nosotros o yo, o yo no sería igual sin ellos. Los chicos que cantan por la mañana son unos chicos muy especiales que prefieren hacer blues, antes que estar haciendo el tonto en cualquier esquina fumando crack, así que la fama de Charlie Parker no ha influido en estos músicos. La droga dura ya no infecta la vida de los músicos de verdad.

The Blues Morning Singers son 3 chicos que se han quedado sin uno de sus chicos, por motivos de incompatibilidad de grupos, ya que Gorka Mirantes toca con Santiago Delgado y también toca con Los Reverendos, así que no puede compaginar todo el follón de percusiones que requiere el movimiento rural bilbaino-vitoriano-alicantino de este grupazo.

La traducción del nombre del grupo es algo así como “Los Cantamañanas del blues”; una interesante teoría dentro de este género lleno de holgazanes que cogen una guitarra en un local de ensayo y se creen que tocar blues es emular a Gary Moore, tocando versiones de Jeff Beck, que a su vez hacía versiones de grandes del blues muchos más antiguos del blues negro. Curiosa sensación ésta de escuchar blues, cuando lo hacen blancos…

En el caso de Morning Singers, es diferente, porque el efecto es el contrario, es música totalmente negra, tocada con el alma blanca, y aunque tienen la vertiente blanca por la curiosa manera de aullar gemidos negros en una voz blanca, la voz blanca siempre tiende a recoger los tonos negros como Muddy Waters y Robert Jonhson, con un toque más chillón, pero no por ello menos emocional.

Todos estos fantasmas, queramos o no, influyen a la hora de hacer blues, y tres animales del blues, haciendo blues del bueno, nos han sorprendido el día 17 de abril de 2009 de la era de la depresión de 2009, conmoviendo los corazones de los pocos afortunados que estuvimos viendo al trío más auténtico de Vizcaya. Ander, un magnífico del dobro de niquel (que por cierto, pesa un huevo…), Mario, también conocido por ser guitarrista de Los Fastuosos de la Ribera, y el sin par Carlos que toca la harmónica a las mil maravillas, y no tiene nada que envidiar a John Mayall en ciertos momentos.

La verdad es que la afluencia en el Pub Dorian no ha ayudado a que se vea un concierto fuera de lo común en este pequeño local, pero los pocos personajes volcados en la música de cada noche, se han apurado en hacer de la estancia de los bluesmen, una delicia de 100 minutos de concierto jugoso, crujiente y vibrante. Un concierto que al principio era soporífero porque había muy poca gente, se tornó en familiar cuando los pocos que estábamos hicimos algún esfuerzo por animar aquello…

Desde el mundo del whisky, el aroma de la pradera floreciente de las altas cumbres del monte Avril, y la canción del canario muerto en la huerta del abuelo Miguel, los efluvios del blues tienen su cabida en el amplio anfiteatro del salón de mi casa, donde intento acercarme a la morada del sople de harmónica, del fingerpicking de dobro, y la urgente voz de Robert Johnson encarnada en un admirador de los efluvios del estilo que inundó en su momento las Islas Británicas, y hoy día inunda pequeñas islas del buen gusto, donde todavía subyace el gusto por lo bueno de la música: una música llamada “blues”. Que el alma se inunde de blues –AMÉN-.

http://www.myspace.com/losbluesmorningsingers

Y si queréis más fotos del evento, aquí podéis pinchar...

www.flickr.com/photos/eldoctorrober


No hay comentarios: