Páginas vistas en total

sábado, 27 de diciembre de 2008

LA DAMA SE ESCONDE



LA DAMA SE ESCONDE - Lo mejor de La Dama Se Esconde (recopilación 1999)

Si yo pudiera estar esta noche contigo, una hora más, si yo pudiera soñar y decirte al oído un deseo secreto, encuéntrame esta noche en la tierra de los sueños.

Así es como empieza una letra de “La Dama Se Esconde”. He encontrado este disco escondido dentro de la maraña de discos que tengo, unos originales y otros... no tan originales. He visto a dos chavales jóvenes, como a mí me gustaría estar en ciertos momentos. Ya sé que sigo siendo joven, pero me gustaría ser otra vez adolescente, y no pensar en cosas tan trascendentales y no preocuparme tanto por algunos sentimientos que lo único que hacen es maltratarme y debilitar mis más ocultas creencias.

El caso es que no logro disentir de la realidad y la verdad de estos donostiarras, que me hacen creer que la verdadera realidad está por esperarme y no parece que me venga a buscar. Este año ha sido muy duro para mí y no ha hecho más que maltratarme y quizá debería sobreponerme, pero es que incluso los más secretos detalles de mi vida me invitan a creer que esto es imposible.

Bueno, creo que mejor voy a hablar sobre el disco, que me parece, de lo más interesante… El disco se llama “Lo mejor de La Dama Se Esconde”, y contiene sus singles, caras b, rarezas y 1 tema inédito; lo que puedo decir de este grupo, o más bien dúo, es que siempre te sorprenden con sus temas oscuros y sorprendentes. Dos jovenzuelos que hablan sobre los mundos de Tolkien, de mundos paralelos, hablando de ciudades de fuego, senderos ocultos y magos de colores.

Los anhelos y temas de “La Dama Se Esconde”, son siempre etéreos y nunca siempre claros. Siempre hablan de mundos de fábula. Mundos de fábula llenos de personas reales a las que siempre ven y tienen la apariencia de gente cercana, pero al final son gente que cada vez están más lejanas. Un nuevo día viene, pero según “La Dama Se Esconde”, las cartografías indican que los mapas y las fronteras no son verdades siempre, y que la gente a la que has conocido no son lo que tú creías que eran. O al menos, ésa es mi percepción. Muchas veces mi rincón de privacidad y de verdad se encuentra en la música, y no precisamente en el blues. El pop muchas veces te saca de muchas dudas existenciales: cómo soy, si existo, si amo, si voy a divertirme, si tengo que probar un chupito de whisky espirituoso. En fin, que me parece que la música me sirve según el momento y la situación.

Los dos jovenzuelos, son los jóvenes que todos hemos visto en televisión, cuando había artistas que se descubrían por sus mensajes llenos de palabras y mensajes. Canciones como “La tierra de los sueños”, “A años luz”, “Coleccióname”, “Princesa” o el mismo “Amenazas”. Temas todos estos que se encuentran reunidos en este recopilatorio lleno de sorpresas y de mensajes por descubrir.

Yo sólo tengo clara una cosa, cuando escucho este disco; tengo ganas de que me sorprendan, tengo ganas de que me llenen de cosas positivas, o al menos artificios, que me hagan creer que vivo en ese sueño del que me habla “La Dama Se Esconde”. Me gustaría viajar a ese mundo en el que todo es poético, en el que se coleccionan sonrisas, coleccionan comics, coleccionan momentos, coleccionan sentimientos. Vamos, que me han coleccionado hace tiempo, porque soy un romántico sin cura, y puede que así no me convierta en millonario, ni tampoco me quieran tan sólo ni un poquito más de lo que ocurre en la realidad.

Pero, sencillamente me da bastante igual. Creo que siento la necesidad de escuchar un disco para curar mis heridas. Y “La Dama Se Esconde”, han llegado a mi corazón más adolescente e inocente. Si me llaman idiota, me da lo mismo, porque sé que si me porto como un verdadero hombre, seré hombre, y se me porto como un verdadero energúmeno, seré eso: un energúmeno. Me quedo con esas palabras poéticas de carmines impregnados en pieles blancas, guitarras maltrechas por amores de violines, o violines violados por eternos tambores.

No hay comentarios: