Páginas vistas en total

sábado, 12 de julio de 2008

BLUE BAYOU en el Dorian (Santuchu) 11-7-2008




Se suponía que tenía que dar el concierto Catfish Louis, pero al final no pudo ser por un problema en su brazo, un bulto que han tenido que sajarle. No me costó encontrar el sitio donde un dúo que se llamaba Blue Bayou dieron un concierto de esos que hacen época. Un bolo redondo difícil de superar, gracias también a participaciones tan dispares como el serruchista amateur Juanjo y también artífice de recitales con todo tipo de instrumentos raros que ayer no llevó, el armonicista Carlos que ya he visto en alguna jam, y la colaboración pintoresca también del dueño del Dorian –Roberto-, que tocaba una pandereta primero y luego unos bongos, con una felicidad que contagiaba a los demás.

Según entré por la puerta del Dorian ayer, no sé por qué me daba que viendo a Izar y a su compañero Ernesto, iba a ver un estupendo concierto lleno de versiones de gente como Bruce Springsteen con el “Togher Than The Rest”, “Don’t Think Twice It’s Alrigt” de Dylan, y alguna que otra joya de la fallecida Eva Cassidy.

El concierto empezó con temas lentos, pero poco a poco fue amenizándose con litros de cerveza Paulaner Salvator, y ahí al lado tenía a Juanjo con la funda en la que llevaba dos artilugios, uno, el ya famoso serrucho con su correspondiente arco de violín, que ayer por cierto se salió, dejó una impronta en los temas que participó como nunca le he visto, y el otro instrumento un banjo fabricado con una caja de puros y tiene hasta entrada de jack. Y un poco más adelante estaba el genio de la armónica que dio un recital de lo que es sentir el blues soplando para fuera y para dentro desde su mesa, acompañado de sus amigos que le jaleaban y le animaban a tocar. Tenía una importante colección de armónicas, cada una de ellas para cada tono. Hasta que llegó a participar con el grupo, donde sencillamente se salió.

Pero lo verdaderamente especial de la noche fue ese descubrimiento continuo que tengo el placer de disfrutar de esta Emilou Harris de Vizcaya. Canta con un gusto y un amor que me estremece; no es sólo el chorro de voz que tiene, que es portentoso, sino también su forma de rasguear las cuerdas de su guitarra acústica. Ernesto su compañero, cuando tuvo que aparecer lo hizo con brillantez, con unos solos muy sentidos, y se ve que se entienden a las mil maravillas. Es difícil encontrar a alguien con el que sentirse a gusto, y lo digo por experiencia, tan solo una sola mirada bastaba para saber lo que venía a continuación.

En cuanto al garito me gusta mucho, tiene unas dimensiones parecidas al Residence, y creo que ya tenemos otro garito alternativo donde poder tomarse una cerveza en compañía de amigos. Una vez que ha cerrado ya esta temporada el Residence hasta el 31 de agosto, hacía falta un garito de música en directo, por lo menos hasta el fin de este mes, y para los que nos quedamos en vacaciones estivales encerrados en Bilbao, es un alivio poder tener un sitio donde ir a ver música en directo.

El local se llama Dorian, como el “Retrato de Dorian Gray”; está decorado como la típica taberna irlandesa, con un retrato del propio dueño, me imagino que con su mujer, donde hay una foto en blanco y negro difuminada que pone “Imagine”, y los servicios, es de lo más original que he visto, porque en las puertas hay dos niños, y no se sabe su sexo, así que son unos servicios neutros; y hasta que no entras en uno de ellos y no ves a Elvis, no sabes cuál es el de tíos…

Y rematando el bolo, quisiera resaltar que la mejor versión, más vital, más brillante que he visto en mi vida de “That’s Alright Mama”, la escuché ayer con esa voz potente y angelical, que tiene como nombre IZAR.

No hay comentarios: