Páginas vistas en total

viernes, 18 de julio de 2008

CON PIE EN EL BLUES 18-7-2008 EN EL PUB BLUE NOTE DE BARACALDO


UN PIE EN EL BLUES 18-7-2008 pub Blue Note

Cuando una voz rota desgarra su blues, pasa esto, cuando vas a ver un concierto después de comerte una ensalada llena de bonito, anchoas y lechuga rebosante de salsa, puede pasar esto: que cuando apretas demasiado los puños para cortar las hojas de lechuga, y ves que hay una salsa negra adornando el plato tienes la necesidad de comer, pero no quieres mancharte, y si no te pones una servilleta, pues te manchas... Con el blues esto no puede pasar, siempre te manchas de blues lleno de sabor, blues, sal, vinagre, una voz rota que desgarra su blues… Entonces llegamos a un local que se llama Blue Note, donde las notas se convierten en sensuales, que te hacen sentir cómo esas notas se convierten en una mano invisible que desgarran tus pellejos y te acarician de tal manera que esa voz rota que desgarra el blues, desgarran tus carnes y te convierten en un caníbal vegetariano. Tienes esta certeza: te manchas de blues, te manchas de humanidad, te manchas de buen rollo.

Pero como el tío del famoso detergente no está, no se puede limpiar la mancha y queda hasta el día siguiente por lo menos; hasta que te das cuenta de que tienes un montón de discos de blues, todos en inglés, pero de vez en cuando tienes la oportunidad de escuchar alguno en español. Y coño, ves que hay gente que se atreve a contar que hay otras formas de ver la música, la realidad; otras formas de tomar cerveza haciendo promoción de ella, claro está, porque si no, no comes; tiene que patrocinarte alguien. Y esto también forma parte del blues. El coñazo de la vida, si no tienes padrino no vas a ninguna parte. Y si no tienes patrocinador tampoco. Pero aquí está la gracia y el meollo de la cuestión: el arte no paga los zapatos de cocodrilo, ni las maletas llenas de armónicas, ni una furgoneta llena de guitarras y amplificadores. Pero hay una cosa que llena nuestros corazones: ése es el blues.

Baste esta introducción para presentaros un grupo a la antigua usanza. Se intuyen unas melenas añorando aquellos tiempos en los que Leño daban sabor a la gente en los locales de ensayo. AC/DC hacían el trabajo de electricidad, The Doors hacían la revolución en la puerta de atrás con “Back Door Man”, y The Blues Brothers hacían pedagogía del blues.

Como suele pasar en estos casos, hay dos amigos que tienen una afición común: en este caso es el blues. Tontxu y Carlos, Carlos y Tontxu, son aliados en esa causa perdida en la península, a no ser patrocinado por una famosa marca de cerveza de color esperanza. Un día se juntan en un viejo pub cerrado, de cuyo nombre no tengo acceso, ni tampoco tengo la llave, pero sí que he recogido la guindilla del blues legado en las notas de sus guitarras; las cosas no se ven igual día tras día, si no tienes una guitarra sonando en las orejas, si no tienes un jefe tocándote las pelotas, o si no tienes un mosquito bufándote en la oreja como yo lo tengo ahora. Seguramente me habrá picado ya, pero como me he calzado las botas del blues, los guantes de picar carne, las tijeras de podar greñas de decrépitos viejos acabados sin alma ni juventud: por todo esto puedo hablar con propiedad, puedo decir las palabras precisas y exactas, porque el alma del verdadero bluesman me ha llegado hasta el tuétano.

Sus gustos van más allá que el propio blues, la historia del rock and roll está llena de figuras a las que hacer un homenaje, y para eso se prestan gente como Creedence Clearwater Revival, Ray Charles, Bob Dylan, The Blues Brothers, Los Rodríguez, y hasta los mismísimos Fito y Fitipaldis.

Como ya he dicho antes, he tenido el gusto de descubrir un nuevo local que no conocía, gracias a la ausencia de otros hosteleros de la capital, así que había que ir a los extrarradios a vivir nuevas emociones. Me había quedado en los dos fundadores del grupo, pero todavía queda la sección rítmica, que con esa pasión de la que habla el propio disco que compré, y su canción con el mismo nombre, no han hecho de mí un hombre nuevo, pero sí que han hecho de mi noche un habitáculo donde tenga ganas de descubrir más grupos de viejos tan jóvenes como éstos. Ojalá todos los “jóvenes de edad”, tenga tantas de ganas de agradar como estos currelas del blues. Víctor uno de ellos, que con su afán de fijarse en los demás ha conseguido integrarse en los cimientos de ese blues primitivo tocando el bajo de forma constante y sin perder detalle de lo que hacen sus compañeros. O mismamente, un tal Iñigo, que con esa sonrisa permanente es el típico colega cómplice que todos los grupos quieren tener al frente del andamio principal, el ritmo. Con todo esto, acabamos con el melenudo y simpático armonicista que forma un equipo único con Carlos, con el que tiene mucha complicidad. Él se llama Lalo, que con su colección de armónicas que pocas veces he visto, parece una persona más en el público, ya que rodea el escenario constantemente y acompaña las consumiciones con esos guiños y sonrisas cómplices, a sus compañeros, al público, a una cámara de vídeo que aparezca por ahí, o mismamente a cualquier chica guapa que esté viendo el bolo.

Sólo digo una cosa, que con un pie en el blues, no se puede estar con pantuflas pisando un pedal de distorsión, porque se pueden prender fuego. Tampoco se puede estar con unas zapatillas del mercadillo baratas. Hay que calzarse el mejor zapato caro y estrafalario para poder patear con gusto un pedal de efectos, y poder lucirlos con orgullo para que no puedan decirte que no tienes estilo.

El camión de estos músicos no tendrá muchos caballos, pero sí tiene un montón de años llenos de sufrimientos, alegrías y vivencias de todo tipo, como cualquier ser humano. Así que nos quedamos pisando ese pedal invisible que tenemos que pisar día a día, y ya llegará el día en que tengamos que levantar ese pie del pedal para no tener que atropellar a los inocentes. De momento, me quedo con el blues.

Ya me he puesto mi camiseta, que me costó sudor y alguna pequeña pelea como en las rebajas de enero. Y ahora escucho el directo que he comprado en disco compacto, con edición casera. Y puedo decir una cosa: gracias por el blues, todos los días lo llevaré encima.

http://www.galder.biz/blues/
http://www.myspace.com/pubbluenote

7 comentarios:

aita dijo...

Hola BARRET
Ya leí el sábado la crónica, pero ha sido hoy tras despejar la resaca de un fin de semana duro, el viernes con "un pié en el blues" y el sábado con "motorhead", cuando he visto el contenido.
Son pocos los bolos que ha dado este grupo pero cuando les conoces te das cuenta de que no necesitan dar muchos para hacerse grandes, grandes para la gente que tenemos la suerte de poder seguirles allí a donde van.
Tambien debo decir que el viernes que no están haciendo un bolo están ensayando en su local (antiguo "Chip" de Sestao) y es allí donde te das cuenta de lo que disfrutan del blues porque no se trata de un ensayo sino de un bolo que se dan y nos dan a los pocos privilegiados que con botella de cerveza en la mano disfrutamos.
Es justo agradecerte, por ellos, la crónica con un contenido crítico excelente para la banda.

Saludos Amigo,
Joseba A.

DIVISIÓN ROBER dijo...

Aupa amigo Joseba, muchas gracias por tu comentario. A mí también me costó lo mío centrarme en los contenidos de vuestra web para no equivocarme con ninguna cosa. Pero siempre te equivocas en algo, y tuve que corregir alguna que otra cosa; pero bueno, ya está todo resuelto.

El caso, es que ya pocos grupos se ven como "Un Pie en el Blues"; me recordó a mi adolescencia con músicos que disfrutan tocando y divirtiéndose. Pero es que creo, que ese debe ser el fin, incluso cuando el dinero entra en juego en un negocio como el de la música. Pero en esencia, tenemos que seguir conservando la pureza del rock and roll, el blues, el folk, el techno, o cualquier otra música. Sólo tenemos que pedir honestidad, y como ya dije el grupo que vi la tiene.

Me alegran comentarios como el tuyo, que me animan a seguir con mi afición, entre otras también está el de ser vocalista de cuando en cuando, la fotografía, y todo lo que tenga que ver con el coleccionismo musical.

Hablabas de Mötorhead, y es un buen inicio y ejemplo para hablar, porque llevan una andadura musical amplia y siempre están ahí dando caña, porque tienen ese sabor a buena cerveza, amistad y buen rollo.

Lo dicho, gracias a todos los que me leéis. Lo hago por amor a la música.

tontxu dijo...

¡ Que pasa compañero !. Soy Tontxu ,vocal de "Un pié en el Blues".
He leído tu artículo en el blog y he llegado a la conclusión que por leer criticas como la tuya merece la pena seguir en esto...
Agradezco infinitamente tus amables comentarios y es por ello que en nombre del Grupo te invitamos a que compartas con nosotros noches de Blues en nuestro local de ensayo; sito en C/ San Diego snº. Antiguo Pub Chip - Sestao.
Así que .....ya sabes...una cervezita color esperanza y un rato de buen rollo. Hasta pronto.
¡ Ah !...sigue con tus cronicas musicales, por que lo haces realmente bien y así todos disfrutamos de todos....un abrazo.

DIVISIÓN ROBER dijo...

Muchas gracias por tu comentario Tontxu. Espero veros muy pronto en algún otro bolo.

En realidad, mi color preferido es el azul, el verde para la cerveza no es el mío, prefiero la cerveza de color negro, es decir, cervezas como Guiness.

Lo dicho en otras ocasiones. Da gusto con gente que me lee a la que veo en concierto, que me hagan esos amables comentarios que me llenan de felicidad y muchas ganas de seguir haciendo crónicas musicales.

No dudéis en ningún momento que quedándome neuronas suficientes en el cerebro capaces de hilar una palabra con otra, siga con lo mío, recitando crónicas nocturno-musicales y pasándomelo pipa escribiéndolas y recibiendo halagos ajenos. Un saludo a todos los de vuestro grupo y a seguir con ese buen rollo.

DIVISIÓN ROBER dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Con un par de Sensores dijo...

Hola! Vengo a comentate algo de tus fotos.. me encantaría poder tener más interacción pero en flickr no es posible comentar a menos que tengas una cuenta. Sugerencia: ¿por qué no te abres un blog de foto? Sería genial Creo que tienes muy buenos tesoros entre esas imágenes de previsualización en tamaño XS. Besos!

(y gracias por tus siempre enriquecedores comentarios ;-)

DIVISIÓN ROBER dijo...

Buff, dame tiempo Sonia. Es que estoy saturadísimo con tanto blog, no sólo de fotos. Ya tengo este mío que es de crónicas musicales. Tengo el de myspace, que también necesitas una cuenta para poder comentar algo, tengo el fotolog, que lo utilizo más bien para meter carátulas de discos, comentarios cortos, y peliculillas varias y tengo este de flickr, con el que estoy muy a gusto. Hay un montón de fotos guapas que hace la gente, y cada día aprendo más de ellas.

Te hago una proposición, ¿por qué no te abres una cuenta de flickr y así me comentas lo que quieras?
Es muy fácil, sólo tienes que tener abierta una cuenta de correo de yahoo y tranquilamente puedes tenerla ahí abierta aunque no la utilices. Es una opción; la otra, ya me daría más pereza.

Y tú sigue con tu estilo fotográfico impecablemente frío y, aunque sé que no eres tan fría. Somos personas con gusto por lo bello y por el arte en general.

Estos meses estivales seguiré escrutando cielos, calles o mismamente mi casa para fotografiar.

Besos y hasta pronto.