Páginas vistas en total

domingo, 20 de mayo de 2007

THE WHO - LOS CHICOS ESTÁN BIEN


THE WHO - THE KIDS ARE ALRIGHT! (19 - mayo - 2007 en el BILBAO EXHIBITION CENTER de BARACALDO)


No podía faltar en un espectáculo de The Who los clásicos de su discografía, pero creo que el concierto estuvo centrado en tocar las canciones que salen en la serie C.S.I. Empezaron la noche con el "I Can't Explain" y "Substitute", después de todo esto ya empezó los PSYCHEDELIC YEARS con toda la parafernalia de las superpantallas con todo tipo de proyecciones: pudimos ver a The Who, de jóvenes con esas imágenes tan yeyés.


Fue bastante bueno el sonido, potente como me lo imaginaba yo, por eso pagué 40 euros, ya que la entrada soportaba el local del BEC de Baracaldo y todos los amplificadores y equipo que llevaban The Who. El momento álgido fue a mi entender el de "My Generation", que el único fallo que le vi, fue la finalización de la canción que parece que no se acababa, te daba tiempo a ver cómo algunas imágenes se repetían en los monitores gigantes. Podías ver desde imágenes de pintores famosos, pasando por el final de la Segunda Guerra Mundial, los bailes yeyés, las épocas psicodélicas de LSD, tenías la posibilidad de contemplar lo que ocurría en el Tibet, incluso en la península ibérica con trajes de sevillanas, bueno, toda una amalgama de colores y situaciones que me valieron para estar embobado mientras soportaba los 10 minutos que se tiraron con ese infumable final de My Generation. Oye, que sois The Who, pero no hace falta que aburráis a la gente... Con tocar "Anyway, Anyhow, Anywhere", "Pictures of Lily", o "I Can See For Miles" me habría valido; bueno, ya sé que tocar "Circles" o "The Good's Gone" habría sido demasiado; que la gente que había visto C.S.I. quería escuchar la canción "Who Are You", bueno es comprensible... Pero para el pobre hombre que se disfraza con la gabardina del Quadrophenia y se compró la motocicleta con sus faros luminosos, le habría gustado escuchar canciones más personales de The Who.


Esperaba ver a un Roger Daltrey y a un Pete Townsend un poquito decrépitos, pero el aire de Bilbao y de la explanada del BEC les habrá traído aires de Inglaterra, ya que ayer en la capital bilbaína era uno de esos días grises tan preciosos, para pasar unas vacaciones desde las Islas Británicas, ¿buscas sol? pues jódete tío; a aguantar el chirimiri... La gastronomía y sobre todo los chiquitos han influido en los mozalbetes de Daltrey y Townsend para entonar las voces. Fue de las cosas que con mayor agrado recuerdo del concierto de ayer: el aguante de Daltrey a la voz y los coros broncos de Townsend, que ya digo pueden ser fruto del vino peleón...


Por lo menos, habrá quedado muy bonito el DVD, aunque habrá que tapar algún que otro fallo de coordinación en "My Generation", pero como siempre he dicho yo, es lo que tiene la canción, nunca sabes cuándo la vas a tocar igual. Desde luego en lo visual, se lo han currado. Hubo un detalle, que no tiene nada que ver con el concierto, pero me pareció ver una sombra que podría ser Tommy que había salido de su autismo, montado en una de las plataformas detrás del escenario; una sombra que apareció cuando estaban tocando la última parte del concierto, cuando sonaban los acordes del "Pinball Wizard", "See Me, Feel Me", y la que faltó por tocar... "I'm Free", uno de esos himnos que a todos nos hubiera gustado escuchar, así como "The Acid Queen", que aunque sólo fuera en la pantalla, me hubiera gustado ver a Tina Turner haciendo las delicias visuales de la película "Tommy" cuando Tommy toma ácido y empieza a ver más claro... Bueno, sin palabras... Buena noche pasé, se puede decir que The Who aprobaron.

En cuanto a los teloneros, Loquillo y Trogloditas no les presté mucha atención, me quedo con su canción "Cuando fuimos los mejores", que lo dice todo la verdad; yo entiendo a los incondicionales, pero gracias a dios no corrió la sangre, con tanto mod y rocker podría haberse hecho realidad la película Quadrophenia, emulando la lucha en la playa. Imágenes brutales... que también tuvieron cabida en la pantalla gigante.


Lo verdaderamente innovador que vi ayer 19 de mayo de 2007 fue los pedazos de teloneros que me da la impresión de que les acompañan a The Who en toda la gira ROSE HILL DRIVE, todo un portento musical, sonoro, eléctrico. Estoy tardando en comprarme un disco de estos chicos, joooooooooooderrrrrr qué buenos. Sólo una cosa, apagué mi móvil, y casi estaba sin batería y se volvió a cargar a la mitad, ¿sería la electricidad en el ambiente? Pero en serio, que escuchar a este grupo norteamericano es como meterse en una máquina del tiempo y viajar hasta los 70 para escuchar a los primeros grupos de metal, como Black Sabbath, Motörhead, Deep Purple. Bueno, una completa delicia, satisfacción completa, pocas veces se me han puesto las tetillas tan erectas como en esta ocasión.

No hay comentarios: