Páginas vistas en total

martes, 13 de febrero de 2007


TE RECUERDO AMANDA de VICTOR JARA


La canción de la que voy a hablar tiene dos protagonistas: AMANDA y MANUEL. La canción va sobre la problemática del trabajo precario que todavía estamos padeciendo. La canción TE RECUERDO AMANDA data del año 1971, en el Chile de Allende, antes de venir la barbarie de Augusto Pinochet. Bueno, esto lo voy a dejar a un lado. Todos conocemos más o menos lo que ha sido esta dictadura. Esto es lo que se llama dictadura totalitaria, que tiene como cometido tener bajo la bota a la gente que pide “libertad”.

Lo más importante de la canción es el sentimiento del amor que sienten dos trabajadores: que son AMANDA y MANUEL. Cuando Víctor Jara canta: te recuerdo Amanda, la calle mojada, corriendo a la fábrica, donde trabajaba Manuel, la sonrisa ancha, la lluvia en el pelo, no importaba nada –ibas a encontrarte con él, con él, con él...- son 5 minutos, la vida es eterna en 5 minutos, suena la sirena, de vuelta al trabajo, y tú caminando, lo iluminas todo, los 5 minutos te hacen frorecer...

Voy a explicar en unas escuetas frases lo que en estas palabras llenas de sentimiento y apasionamiento, Víctor Jara quiere decir. A mi entender, lo que aquí explica Víctor Jara, es que en 5 minutos puede haber un mundo, un universo, una odisea, todo está en la mente, todo queda grabado en el tiempo, todo quedará en un disco, todo está expuesto en un disco polvoriento recogido de alguna casa, después de haber sido quemados todos los master de Víctor Jara en su país. Creo que en esta canción –AMANDA- es la verdadera imagen de la devoción amorosa, aprovechando hasta el último minuto en que instantes después moriría en una explosión como otros obreros su amado MANUEL, ya que en la canción dice: “muchos no volvieron...” Acto seguido, Amanda, se despide de Manuel cuando la suena la sirena de la fábrica; Amanda después de haberse encontrado con Manuel, se la ve una sonrisa de oreja a oreja, por haber compartido ese instante antes de que su amado Manuel muriera. No hay palabras...

Ante canciones tan grandes como ésta, creo que no quedan palabras suficientes para hablar sobre ella. Bueno, en la segunda estrofa, hay unas últimas frases que son muy emotivas, que es cuando Manuel queda destrozado por la explosión, como también lo quedan otros. Es una historia triste, es una historia del siglo XX, es una historia del proletariado, que en todos los sitios del mundo es lo mismo; en unos sitios, se mata la gente, en otros sitios son muertos en vida, en otros sitios te da la risa... Pero hay un denominador común: que es la tragedia de vivir como vivimos, donde vivimos, sin pasar sin pena ni gloria. Y precisamente lo que consigue Víctor Jara es un epílogo preciso y apasionante sobre un momento que desgraciadamente se repite todos los días: en cualquier lugar del mundo muere un trabajador o trabajadora. Es el único cantautor que ha hecho del movimiento obrero una muestra de grandeza y orgullo.

Aunque volvamos a la realidad, que aunque sea en forma de canción, es muy real; al final de la canción, el personaje de la canción se convierte en héroe, muriendo en una fábrica sucia, antes de despedirse de su mujer, sin él saberlo, y sin ella saberlo, o quien sabe: intuyéndolo. Manuel partió a la Sierra y encontró la muerte en una maldita explosión...

Bueno, despidámonos de Amanda y de Manuel. Como dice el título de la canción, recordamos el nombre Amanda, y de lo buena que es la canción.

5 comentarios:

Pavka dijo...

Hola:

Me parece bien el análisis que haces, de hecho la parte en la que mencionas al misticismo o trasfondo de la canción creo que es fundamental, pues hoy en día la sociedad de consumo sólo quiere vivir rápido y tomar cosas de entretenimiento sin buscar algo que deje un conocimiento sustancial; sólo busca lo que esté a la moda, cosa que en la actualidad no ofrece Victor Jara.
Sin embargo hay algunas otras cosas que me parecen interesantes. Cuando dices que la dictadura de Pinochet era una dictadura totalitaria, no me parece que sea así, más bien creo que era una dictadura fascista; según yo los dos grandes totalitarismos son el de Stalin, en la URSS, y el de Hitler, en Alemania. Otra cosa que quizás no le diste mucha importancia (¿o no me percaté?)es a mencionar que Amanda y Manuél eran los padres de Victor Jara, esto también le da un mayor sentimiento a la canción y no sólo el trasfondo político y la denuncia que hace Victor Jara.
Espero que estés bien.
Pavka

DIVISIÓN ROBER dijo...

Muchas gracias por tu punto de vista. Como has dicho, yo me centro en la significación musical, esa sublimación del sentimiento en la música, cosa de la que actualmente carecen muchos.

Me gusta que me den otros puntos de vista, porque gracias a ellos aprendemos cosas nuevas. Víctor Jara significó mucho en vida y después de su muerte. Como cantante y músico, se puede decir que personas como él tienen las últimas palabras.

Me alegra saber que todavía existe gente que se preocupa por temas antiguos y sin embargo tan candentes actualmente. Debería haber un Víctor Jara en la actualidad que despertara a las mentes inquietas y espabiliara las dormidas.

rita dijo...

estoy de acuerdo con todos vdes.
Victor Jara es un gran músico y autor.
Desde joven, adolescente, esta canción ha sido mi compañera en muchos momentos.
Gracias por ella, Victor

RITA

Aztklionheart dijo...

en efecto Manuel era el nombre de su padre, Amanda el de su madre e hija, a la cual se dice que escribio la canción, aunque el en una entrevista dijo que la escribio a un par de mineros que conocio en Inglaterra, solo cambio los nombres a los de sus padres. y si hermosa la canción.

primaverasetentera78 dijo...

Ya casi que no importa la autenticidad del motivo de la historia, lo que sí es verdad es que, es una hermosa canción que te llega a las entrañas y que después de 40 años, sigue de actualidad el trasfondo de la historia, porque siguen muriendo trabajador@s en el tajo y dejando corazones rotos.